Contra la explotación infantil

Global Humanitaria emprende la campaña “El trabajo no es cosa de niños” en 2006, con el objetivo de informar, denunciar y difundir la situación en la que están inmersos 168 millones de niños en todo el mundo, niños que realizan tareas que perjudican su desarrollo psicológico, físico y emocional.

presentacion_1
Aunque los niños trabajan por motivos diversos, la pobreza sigue siendo la causa principal del trabajo infantil: en esas circunstancias de ellos depende su propio sustento y a veces el de sus familias. Los niños trabajan sobre todo en el sector agrícola (98 millones niños trabajadores); en el de servicios (54 millones) y en la industria (12 millones). La mayoría se encuentra principalmente en la economía informal.

Alrededor de 15,5 millones de niños realizan trabajos domésticos. La mayoría son niñas que, además, están expuestas a la explotación y el maltrato y ejercen en condiciones de esclavitud.

Muchos niños trabajadores no asisten a la escuela. Otros, combinan la escuela con el trabajo. La mayoría de estos menores se ven afectados por altos niveles de retraso y abandono escolar. Sin educación, se reproduce el círculo de la pobreza. El trabajo infantil está además relacionado con la exclusión social: cuanto mayor es la tasa de desempleo en adultos, también se incrementa. Y afecta por igual a niñas que a niños, aunque a partir de los 12 años, más a los niños.

ACTIVIDADES

Nuestra campaña defiende el derecho de los niños a tener una educación que les ayude en un futuro a tener la oportunidad de  mejorar sus condiciones de vida . En esta línea  y en la de dar a conocer  la situación de miles de  niños trabajadores, organizamos exposiciones, cuentacuentos, proyecciones de cortos documentales, y actividades y  charlas divulgativas para escuelas, bibliotecas y centros culturales.

Nuestro objetivo es mostrar cómo todavía la pobreza hace que muchos niños se vean  obligados a trabajar, a veces en condiciones que comprometen su salud física y psíquica,   y poner sobre la mesa la necesidad de tomar medidas legales y sociales frente a esto. Los menores de edad tienen derecho a estar protegidos de las peores formas de trabajo y a poder formarse, a tener acceso a una educación primaria y gratuita.

Gracias a empresas, ayuntamientos y centros educativos que se han sumado a nuestra campaña hemos podido compartir nuestras actividades con más de 15.000 familias.



INFÓRMATE

Educación para todos 2000-2015. Logros y desafíos:
(UNESCO 2015)

Estado Mundial de la Infancia. Todos los niños y niñas cuentan:
(Unicef 2014)

Erradicar el trabajo infantil en el trabajo doméstico:
(OIT 2013)

La acción del IPEC contra el trabajo infantil:
(OIT 2012-2013)

Informe mundial 2013:
Vulnerabilidad económica, protección social y lucha contra el trabajo infantil. (IPEC, 2013)

Combatir el trabajo infantil:
Del compromiso a la acción (OIT 2012)

Niños en trabajos peligrosos:
Lo que sabemos, lo que debemos hacer (OIT 2011)

Convenio 138:
Sobre la edad mínima laboral (1973)

Convenio 182:
Sobre las peores formas de trabajo infantil (1999)